lunes, 22 de agosto de 2011

Denuncian a fundador del Sodalicio de Vida Cristiana por abuso sexual

Una nueva denuncia amenaza con remecer los cimientos más sólidos del Sodalicio de Vida Cristiana, una de las comunidades más influyentes y extendidas de la Iglesia Católica en Latinoamérica. Y es que al escándalo generado por las graves acusaciones sobre la “doble vida” del Vicario General de dicha comunidad, Germán Doig, reveladas por diario16 en febrero pasado, se suma ahora una denuncia por abuso sexual contra el propio fundador de la comunidad sodálite, Luis Fernando Figari.



Cabe recordar que Luis Fernando Figari Rodrigo renunció inesperadamente en diciembre pasado al cargo de Superior General del Soladitium Christianae Vitae (SCV) y de las demás instituciones que forman parte de la sociedad, por “motivos de salud”.

En esa ocasión, también trascendió que el verdadero motivo de su renuncia fueron las denuncias contra el desaparecido Germán Doig, quien fuera su mano derecha. El Sodalicio se vio obligado a reconocer mediante un comunicado la ‘inconducta sexual’ del candidato a santo.

GRAVE ACUSACIÓN

Sin embargo, la renuncia de Figari y su alejamiento físico –mas no espiritual- del movimiento se habría debido a nuevas denuncias, pero esta vez en su contra. diario16 tuvo acceso a parte de la denuncia presentada hace pocos meses ante la Arquidiócesis de Lima por un antiguo ex miembro de la “familia sodalite”, en contra de Luis Fernando Figari por “abusos sexuales graves” y haberle causado “maltratos físicos, psicológicos y espirituales”.

La víctima, cuya identidad se mantendrá en reserva por obvias razones, sufrió de abusos hace aproximadamente 30 años, cuando apenas era un adolescente de 16 años, vulnerable y con serios cuestionamientos sobre su orientación sexual.

Precisamente por ello acudió a Luis Fernando Figari, a quien le confesó que era homosexual. Lo que sucedió tras esa confesión, revela las escabrosas y oscuras prácticas realizadas al interior de la referida institución religiosa.

De acuerdo con la denuncia, en una ocasión, tras negarle enfáticamente que fuera homosexual, Figari le preguntó repetidamente cuál era ‘su tipo de hombre’ y para que se lo explicara más claramente le mostró revistas pornográficas, que un joven como él nunca había visto y que lo incomodó sobremanera. Pese a esto, Figari lo admitió en el Sodalicio, “convirtiéndose oficialmente en mi director espiritual”.

El hecho más dramático ocurrió –según consta en la acusacióncuando Figari lo obligó a sentarse sobre un palo que él sostenía fuertemente. “Abatido y humillado, fui forzado a mirar al crucifijo y pensar sobre mis pecados”, refiere la víctima sobre el episodio que marcó su vida y que no fue capaz de revelar ni de denunciar durante casi tres décadas.

PROCESO CANÓNICO

Este diario intentó comunicarse con el Vicario Judicial y Presidente del Tribunal de la Arquidiócesis de Lima, padre Víctor Huapaya Quispe, quien conoce plenamente la denuncia, pero fue imposible. Sin embargo, fuentes del Arzobispado aseguraron que no hay ningún proceso abierto relativo al tema, aunque no descartaron que la denuncia estuviera en una instancia inferior, antes de ser elevada al Tribunal Eclesial.



Cabe señalar que, de acuerdo con los procedimientos del derecho canónico, las denuncias y los procesos son reservados y no se hacen públicos hasta que se emita una sentencia. Fuentes confiables refieren que la denuncia ha sido remitida al Vaticano, para que luego de una rigurosa evaluación se autorice el inicio de un proceso canónico.

SODALICIO EVITA PRONUNCIARSE

Luego de intentar contactar a las altas autoridades del SVC, se comunicó con nosotros el Jefe de Comunicaciones de la Región Perú, Andrés Tapia, a quien le pedimos una reunión para contarle los detalles de la denuncia. Respondió que “evaluaría” esa posibilidad y se comunicaría con nosotros. Efectivamente, al día siguiente se comunicó y nos dijo que, después de “evaluar el tema” con abogados eclesiásticos y civiles, no se pronunciarían al respecto. “No podemos pronunciarnos ni declarar nada sobre algo que no hemos sido notificados y que tiene un carácter reservado”, señaló.

Replicamos que si no habían sido notificados, su pronunciamiento no tendría una implicancia legal, sino que se trataba de una consulta periodística. Sin embargo, Tapia consideró que la vía para hacer llegar una denuncia no es la prensa sino “el canal competente”, es decir el Arzobispado. “Estaríamos interfiriendo con el canal que se ha optado, en este caso el Arzobispado de Lima”, y reiteró que no habría ningún pronunciamiento.

Fuente: Diario16

También en La República, Peru.com, Los Andes, Crónica Viva

Para entender mejor la historia, mis artículos sobre el Sodalicio:

Luces sobre el escándalo en el Sodalicio
El Sodalicio de verdad (parte 1)
El Sodalicio de verdad (parte 2)
El Sodalicio de verdad (parte 3)
Figari: que el Dios de los cristianos te perdone

Y este video, que es un reportaje de Dánae Rivadeneyra publicado en lamula.pe



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...